¿Qué es el cannabis?

El cannabis proviene de la planta de cáñamo. Existen 2 especies de cannabis cultivado. Estas especies son el cannabis Sativa y el cannabis Indica. Se cree que esta planta se originó en Asia central y del sur. Por aquel entonces era un cultivo anual. Existen indicios de que la planta se utilizó hace 6.500 años en la cultura neolítica china. Durante mucho tiempo esta planta también se cultivó en Europa para fines diversos. Por ejemplo, se usó con fines medicinales para la manía, la histeria, el delirio, el cólera y el tétanos. El cáñamo fue utilizado para la producción de cuerda, textiles, pinturas, barnices y papel. Las semillas se usaban como alimento para pescado y aves. Hoy en día, las plantas se pueden utilizar para este y muchos otros productos, incluso para componentes de automóviles.

El cannabis también se ha utilizado a lo largo de los siglos para fines recreativos. En la 143ª historia de las 1001 noches se menciona a una persona comiendo hachís.

La Indica y la Sativa se han dividido, a largo de los siglos, en muchos otros tipos. En la actualidad existe una gran cantidad de tipos, todos con su propia relación Indica/Sativa, cada uno con sus propias características y efectos.
Hoy en día, esta planta sigue siendo famosa por sus muchos usos y se publican más estudios en los que se demuestra que el cannabis tiene un efecto activo para ciertas condiciones.

El cannabis se produce como estupefaciente en diferentes formas.

Las formas más conocidas son:

 

  • Mariguana: flores secas de la planta de cáñamo hembra. THC es el ingrediente activo de esta planta.
  • Hachís: las puntas con cristales de THC se rompen en tejidos o lonas. Entonces se tamizan y se mezclan con la savia/aceite de la planta. Después se presionan, produciendo lo que llamamos hachís. El primer golpe produce la mejor calidad.
  • El aceite de hachís: Se produce al mojar la materia vegetal en alcohol. De esta forma el ingrediente activo se disuelve. Después el alcohol se separa por destilación y se produce un líquido viscoso. Este aceite contiene una cantidad extremadamente alta de THC.

hierba

hachís

aceite

El hachís y la mariguana generalmente se fuman. Un canuto se enrolla con un poco de tabaco y se fuma. Al fumar un canuto, los efectos se notan en unos pocos minutos y pueden durar hasta 4 horas.

Aparte de fumar, también se puede añadir mariguana o hachís a los alimentos. El tipo más famoso se conoce como el Brownie de marihuana. El ingrediente activo que asegura los efectos es el THC. El efecto se produce un poco más tarde en comparación con fumarlo. Por esta razón es mejor empezar con la mitad de un trozo de pastel y comer la otra mitad 30 minutos más tarde. No importa lo bueno que sea el pastel. Si empieza a notar los efectos y ha comido varios trozos, el efecto puede ser demasiado fuerte. En cuanto al ingrediente activo: «Cuanto más THC tiene, más intenso será el efecto», sin embargo, el estado de ánimo puede influenciar el efecto. El THC afecta a su percepción. Los colores y la música se experimentan con más intensidad, su imaginación se puede desbocar, y puede llegar a tener mucha hambre y experimentar ataques de risa.
Riesgos:

  • Amplifica sus sentimientos, por lo que si la persona está deprimida, la depresión también se amplifica.
  • Una dosis demasiado alta puede provocar ansiedad o un mal viaje. Pueden ocurrir mareos, náuseas e incluso desmayos. Lo único que puede hacer en este momento es esperar a que se pase. Las personas a su alrededor pueden intentar calmarlo, lo cual suele ayudar. El riesgo de una dosis demasiado alta sólo un problema para fumadores muy inexpertos, o para aquellos que comen demasiado pastel.
  • Cuando está drogado sus reflejos y su capacidad de concentración disminuyen. Pensar racionalmente puede ser más difícil y es posible que se olvide de lo que ha dicho hace unos minutos.
  • Las personas con problemas psicológicos o con disposición a los trastornos psicóticos son un grupo de riesgo. El uso de hachís o mariguana puede empeorar estos estados de ánimo.

 

¿Son el hachís o la mariguana adictivos?

Debemos entender la distinción entre la dependencia física y dependencia mental. La dependencia física significa que su cuerpo protesta sin la administración de la sustancia. Este no es el caso con el hachís o la mariguana.
Tampoco necesita aumentar continuamente su consumo para conseguir el mismo efecto, ni tampoco es una droga de inicio a drogas más intensas. La dependencia mental significa que usted anhela la sustancia. Eso ocurre a algunos usuarios, en general a aquellos que la utilizan muy a menudo. Incluso más para aquellos que utilizan el cannabis como una forma de escape.